ELEGIR UNA  BICICLETA ELÉCTRICA PARA LOS TRAYECTOS DEL DÍA A DÍA.

Elegir una bicicleta eléctrica  de ciudad con asistencia conserva las ventajas de una bicicleta de ciudad clásica, es decir, una posición recta y cómoda así como equipamientos capaces de afrontar las exigencias de circular por la ciudad. Estas bicicletas van naturalmente a priorizar la comodidad y facilidad de manejo  frente al rendimiento.

Gracias a sus geometrías, visualmente controlarás la carretera y podrás comprobar más fácilmente la circulación, los obstáculos y los peligros, pudiendo anticipar los imprevistos. Las bicicletas de ciudad eléctricas son ideales para los trayectos urbanos relativamente cortos o para ir y volver de tu trabajo, y la asistencia eléctrica permite efectuar salidas sin esfuerzos.

En cambio, a pesar de la asistencia eléctrica, no están pesadas para practicar deporte como una bicicleta de carretera o de montaña. Además, las bicicletas de ciudad están únicamente adaptadas para los entornos urbanos asfaltados. Si quieres rodar por la ciudad y por pistas forestales, tu mejor opción es una gravel.

LA INVERSIÓN EN UNA BICICLETA DE CIUDAD ELÉCTRICA.

Dado que las bicicletas eléctricas tienen una motorización compleja, los precios son más elevados que los de una bicicleta «clásica» y constituyen una verdadera inversión. La compra de una bicicleta con asistencia eléctrica debe sopesarse muy bien y realizarse tras consultar lo que las grandes marcas ofrecen. Existen varios tipos de bicicletas de ciudad eléctrica. Los fabricantes compiten con innovaciones técnicas para responder a cada una de tus necesidades. Encontramos tres grandes categorías de geometría:

  • Bicicletas con un tubo superior recto para los trayectos urbanos más largos y deportivos. Permiten obtener una bicicleta reactiva y potente.
  • Bicicletas con un cuadro «cuello de cisne» que permiten llevar vestidos y falda gracias a su posición baja. No están pensadas únicamente para las mujeres, sino que se trata de una bicicleta generalmente para tiempo libre con una posición muy cómoda ideal para dar paseos.
  • Bicicletas plegables eléctricas para los que tengan poco espacio de almacenamiento. Una bicicleta sencilla y rápida que se pueda plegar es una opción ideal para trayectos cortos que pueden ir combinados con la utilización de transportes públicos.

Independientemente del modelo que elijas, una bicicleta eléctrica te permitirá disfrutar de una gran movilidad en tus desplazamientos por la ciudad. Constituye la herramienta ideal para practicar deporte de forma ocasional o habitual, y un medio de transporte ecológico, práctico y sin esfuerzo.

Aquí te mostramos un completo catálogo de bicicletas eléctricas de ciudad.

¡LA SEGURIDAD ANTE TODO!