Aprender a montar en bicicleta y usarla mejorará nuestras vidas y en Portugal se lo han tomado muy en serio, con este plan prevén una reducción del 40% de los gases invernadero.

Aprender a montar en bicicleta normal y bicicleta eléctrica será un contenido obligatorio en la Educación Básica de los colegios portugueses, se iniciará como una asignatura extracurricular de ciudadanía vial en preescolar desde el año 2020.

El gobierno portugués se ha fijado como meta incrementar el uso de la bicicleta entre la población más joven, para conseguir en una década que los portugueses pedaleen 15 veces más de lo que lo hacen actualmente.

Este plan pertenece a la Estrategia Nacional para la Movilidad Activa 2020-2030 y ha puesto el foco en los adultos del futuro para conseguir impulsar la movilidad sostenible en todo el país gracias al incremente del uso de la bicicleta.

Según el secretario de Estado de Movilidad Portugués «La intención es crear las condiciones para un cambio drástico en cuestión de la movilidad en las generaciones futuras, así como fomentar el uso responsable y el espacio público colectivo»… envidia sana nos provocan las palabras del responsable de movilidad del gobierno portugués.

La asignatura de Ciudadanía Vial tendrá una continuidad y se irá implementando en el resto de cursos, incluyendo una parte práctica para aprender a montar en bicicleta y a circular  por la vía publica y carriles bici.

Estas prácticas tendrán lugar a partir de cuarto curso, en niños y niñas a partir de los 9-10 años de edad.

Esperamos que el ejemplo de nuestro vecino sea implementado también en nuestros colegios, aquellos a los que hemos mirado por encima del hombro parece que empiezan a ir por delante en sus políticas de movilidad activa.

Enhorabuena vecinos … nos toca ponernos las pilas si lo que queremos es dejar a nuestros hijos un mundo habitable.