Consejos para aprender a montar en bici.

 

Fin de semana perfecto casita rural en la comarca de la Vera Cáceres, tres parejas con los pequeños disfrutando de un paisaje incomparable a los pies del Almanzor, en la casa nos ponen a disposición diez bicicletas y una propuesta de ruta alrededor del pantano del Rosarito, pero.. o sorpresa una de las parejas no sabe montar en bici y como no es plan de dejarlos solos se fastidia la excursión.
Las razones por las que no pudieron aprender son varias, porque no había para bicis en casa, porque los caprichos no existían en su época, porque era cosa de chicos, por alguna mala experiencia o por miedo… por lo que fuera las razones son variadas pero hoy en día no hay excusa para aprender a montar en bici a cualquier edad.
Los cálculos nos dicen que de cada siete personas adultas una no sabe montar en bicicleta, según los estudios del observatorio de la bicicleta.
Bueno la cuestión es que para muchos adultos aprender a montar en bici es un asignatura pendiente, además se produce el curioso efecto de intentar ocultarlo o por lo menos no significarlo hasta que ya es inevitable cuando queremos realizar alguna actividad que incluya el uso de la bicicleta, cada vez más común y sobre todo si se tienen hijos,la bicicleta es sin duda el regalo más celebrado por los pequeños y es algo más que un inconveniente el no saber montar en bici se empieza a convertir en una necesidad el aprender a montar en bici , para compartir paseos con ellos.
Son varias las biciescuelas que que han surgido a lo largo de nuestra geografía, todas tienen en común el intentar lograr que todas las personas adultas que no pudieron aprender en su momento logren sentir la emoción de pedalear junto a sus amigos , hijos o familiares.
En muchos de ellos el romper esa sensación de ser un bicho raro es la primera barrera «Te crees que eres el único adulto que no sabe ir en bici, y llegas aquí y ves que no. Que lo que para ti es una asignatura pendiente, lo es para mucha más gente»..lo dice Antonio alumno de nuestra cicloescuela.  Así que lo mejor ponerse a practicar y para ello ahí van algunos consejos: El primero , no sujetar nunca el sillín del aprendiz, bajar el sillín hasta que los pies apoyen completamente en el suelo y que genere seguridad, no es lo mismo una caída en un niño que en un adulto y esto hay que evitarlo el primer objetivo es conseguir equilibrio mediante descensos controlados con el freno trasero para poco a poco conseguir el equilibrio.

Cada cicloescuela tiene su método pero como reglas generales: se usan bicis plegables o de paseo sin barra central, sobre la bici se camina con los pies en descenso hasta conseguir el equilibrio en este punto colocaremos los pedales y estará conseguido lo más difícil; en nuestra cicloescuela esto lo consiguen la mayoría de los alumnos el primer día y durante el segundo comenzamos a pedalear , por eso apostamos por un método intensivo, en dos días se consigue equilibrio , pedaleo y giros básicos lo que constituye una gran motivación para los alumnos frente a otros métodos por horas que se alargan en el tiempo, desmotivan el aprendizaje y no cierran horas necesarias y precio.
Es cierto que cada persona tiene sus tiempos para aprender a montar en bici pero nosotros cerramos el precio del aprendizaje con independencia de las sesiones necesarias.
Y si optáis por aprender a montar en bici por vuestra cuenta, tener en cuenta estos consejos:

1. Utilizar un camino o parque con ligera pendiente de unos 50 metros es suficiente.
2. Bajar el sillín de forma que los pies apoyen por completo en el suelo.
3. Mirar siempre hacia adelante y con las manos en los frenos , al comienzo sólo el trasero.
4. No poner los pies en los pedales hasta que no se logre el equilibrio.
5. Una vez conseguido poner pies en pedales.
6. Un par de bajadas más y ¡ya lo tienes!.